Saltar al contenido

¿Te crees lo que pone en la etiqueta de tu proteína?

¿Te pasa a menudo que cuando comparas las etiquetas de 2 proteinas distintas no te aclaras con cual quedarte?

¿Como es posible que marcas de gran reconocimiento tengan peores valores que supuestas marcas blancas o marcas desconocidas?

Me encuentro día a día con clientes con este dilema

Por eso me he decidido a escribir unos pequeños “Tips” para que la próxima vez te sea mas facil la elección.

Lo primero que me gustaría que vieras, es exactamente el valor nutricional que tiene la proteina pura (antes de añadir saborizantes, edulcorantes, etc).

Aquí te muestro los valores de 2 de las grandes empresas productoras de proteina a nivel mundial: Glambia y Carbery.

Como puedes apreciar en las imágenes, ambas cuentan con un porcentaje muy alto, alrededor de un 91% de pureza.

Pero a esta proteína, el fabricante debe darle sabor y endulzarla, ya que si no parecería algo similar al yeso 🙂

Este proceso suele necesitar alrededor del 3 al 7%. 

Si hacemos una media, una proteína con estas características, después de saborizarla y edulcorarla estaría rondando el 86% de pureza, dependiendo del sabor (el chocolate suele ser el que mas % necesita, en torno al 7% y la fresa el que menos, en torno al 2-3%).

Pero...

¿Porqué hay proteínas que sabemos que utilizan estas materias primas y en la etiqueta marca 90% o más?

Pues muy sencillo... porque la legislación española permite alrededor de un 5% de margen de error en el etiquetado.

Con lo cual, las marcas para intentar vender más mejorando su marketing se aprovechan de esto y marcan el valor más alto permitido.

En el siguiente post explicaré el resto de valores que influyen cuando compares valores nutricionales.

¿Y tu? ¿Conocias este "pequeño truco usado por "algunas" marcas?

Deja debajo tu comentario y si tienes alguna duda o crees que puedes aportar algo mas de valor.

Hasta la próxima.

David Vera